Cómo ayuda una conferencia en la motivación

De un tiempo acá, es posible escuchar en empresas y organizaciones de cualquier tipo y tamaño la queja en relación con la carencia de motivación de sus colaboradores, por eso han decidido contratar conferencista motivacional.

Suele ocurrir que en estos tiempos que transcurren de forma tan veloz, y en los que se focaliza mayormente en los resultados, se llega a perder de vista el valor más importante dentro de la esencia de cada trabajador, y la actitud para hacerle frente a ello es contratar conferencista de motivación.

La actitud con la que se llega a encarar las tareas suele variar en relación con el momento, las situaciones laborales y personales, y por ello, en un equipo, es importante trabajar sobre todo el aspecto de la motivación. Partiendo desde esa primicia, existen dos maneras de estimular a otros para lograr determinados objetivos -intrínsecos y extrínsecos-, los talleres y las conferencias motivacionales son los indicados para trabajar en los dos niveles y con los que se puede explorar, entre otros aspectos:

  • El mundo de cada colaborador
  • Unificar conceptos
  • Conectar voluntades en pos de un resultado común
  • Invitar a la reflexión y al aprendizaje en forma dinámica y entretenida
  • Hacer profundos insights que cada persona llevará, luego, a su vida profesional y personal.

La primera distinción que se debe realizar radica en el formato, ya que no se trata de lo mismo un taller vivencial, en el que sus participantes son tienden a ser invitados para que experimenten y practiquen herramientas que están diseñadas específicamente para la obtención de un resultado, que una conferencia donde el motivador hace un despliegue de su arte y conocimientos con el objetivo de movilizar al público.

Podemos encontrarlas de diferente duración, estructura, en salones, teatros o quizás al aire libre. El formato y la duración tienden a depender del resultado que se busca lograr. En referencia a los beneficios que afloran al contratar a un experto en motivación profesional:

Las personas pierden el miedo a experimentar. Una de las claves se ubica en que el motivador conozca la manera de despertar el deseo de cambio y transformación hacia una situación mejor, y que es innato en todas las personas.

Generan engagement (compromiso) entre los participantes. Mediante determinadas metodologías, es posible llegar a afianzar el voto de responsabilidad y compromiso que es asumido por el equipo.

Desarrollo de la autoconfianza. Diseñar un taller o una conferencia conlleva una metodología específica; no es suficiente pararse y hablar ante un público. Para ello es indispensable una estrategia, preparación y contexto.

Se pueden compartir experiencias disruptivas. Poco a poco las personas se aperturan a un nuevo tipo de conversaciones entre ellos; reflexiones, compartir, visualizar escenarios alternativos, y esto es parte de las herramientas.

Se abre un espacio para el error. El miedo de las empresas recae en cómo evitar sus equivocaciones; en tal sentido, en los espacios de taller o en medio de las  conferencias motivacionales, se les da una resignificación con el objetivo de que las personas puedan aprender de los errores, ya que eso forma parte del proceso, y también ha de ser bienvenido.

Por eso contratar oradores motivacionales puede ayudarte a ti y a tu empresa a que el equipo de trabajo se centre en las oportunidades que le da el negocio y al mismo tiempo en el crecimiento empresarial que es fundamental para que tu empresa crezca.

Categories: Sin categoría