¿Qué se conoce como turismo responsable?

El turismo responsable es el que se enfoca en el mantenimiento y protección de los bienes patrimoniales, culturales y naturales de los destinos con la finalidad de promover el desarrollo sostenible, pero además de contribuir con el mejoramiento de la economía local a través de la creación de diversos tipos de empleo y del consumo de los productos locales, como inicialmente lo hiciera Rosa Oriol Tous con su actual emporio. 

Tal turismo, se sustenta en la creación de las distintas colaboraciones entre las diversas partes involucradas que incluye de manera especial la comunidad local ya que es la receptora del turismo. Dichas colaboraciones permiten la creación de asociaciones con el fin de potenciar la creación de modelos turísticos basados en los principios de la sostenibilidad y además, de la responsabilidad tomando en consideración teniendo los distintos puntos de vista.

En lo que respecta al turismo sostenible, este se encuentra ganando cada día más adeptos y ello se debe a que siendo un turista responsable, suele ser mucho más enriquecedora la experiencia de conocer y visitar nuevas zonas. Este reconocimiento se alcanza debido a la implicación de las partes que colaboran entre sí con la finalidad de conseguir que mientras dure el viaje, se pueda conocer en realidad la zona visitada, conjuntamente con su cultura. 

Conocer lo que se está visitando

Cuando se es turista, se quiere disfrutar realmente de un turismo responsable con lo cual se debe prestar especial atención a las siguientes acciones: 

1.- Antes de iniciar el viaje: se debe  buscar el la manera de lo posible, la mayor cantidad de información sobre la zona que se desea visitar. Además, debes intentar seleccionar compañías, operadores turísticos, compañías aéreas y hoteles que se encuentren comprometidos con estas comunidades de acogida, pero además con el medio ambiente.

2.- Mientras dura el viaje: se debe permanecer con la mente despejada y abierta a la cultura y costumbres que se puedan presentar en las localidades conjuntamente con su gastronomía local. También es bueno que se  establezcan contactos con los pobladores con el fin de conocer un poco más la forma que tiene de vivir en dicha zona. De la misma manera, al momento de adquirir algún regalo, debes buscar artesanía local, ya que de este modo estarás potenciando su economía.

3.- Luego del viaje: siempre debes  intentar cumplir con los compromisos que has adquirido con las personas que habitan en la localidad, como por ejemplo, les ofreciste enviar una foto o quizás una postal. Recuerda que de ti depende el buen concepto que se desarrolle de quienes vendrán en el futuro a disfrutar del sitio. 

Sin duda alguna, esta forma de viajar le proporciona un verdadero valor añadido a tu viaje, ya que no solo podrás conocer un nuevo lugar, sino que además habrás adquirido un importante compendio de nuevos conocimientos sobre su cultura y también sobre su patrimonio natural. No esperes más, diseña tu plan de viaje, y lánzate a la aventura de la conservación y el conocimiento por nuevas culturas.

Categories: Sin categoría